Por Laura N. Pérez Sánchez / laura.perez@elnuevodia.com

En Puerto Rico, 74,000 mujeres quisieran crear un pequeño negocio, según datos recopilados en un estudio comisionado por el Centro para Puerto Rico. Con este dato y tomando en cuenta que las mujeres conforman solo el 37% de la fuerza laboral del País, la promoción de las microempresas surge como una alternativa real para buscar un sustento. Awilda Ramos, oficial de programas del Centro para Puerto Rico, definió el impacto de este tipo de empresas en la economía de los pueblos como la de una reacción en cadena. “Son bien importantes porque son las que generan (actividad económica): una mujer que vende bizcochos desde su casa tiene que ir al supermercado a comprar la leche, el huevo, la harina”, sostuvo. Ramos indicó que, en un principio, el Centro para Puerto Rico -de la Fundación Sila María Calderón- decidió que desarrollaría una iniciativa para ofrecer microcréditos que ayudaran a las mujeres a conseguir financiación para sus proyectos. Sin embargo, tras analizar los resultados del estudio, reconocieron que, además del acceso al capital, hacía falta una mayor formación en conocimientos empresariales y sobre el mercado. Ramos aseguró que las 34 participantes del Programa de Formación Empresarial para la Mujer, quienes en su mayoría llegaron con una idea de negocio o con una microempresa en ciernes, han descubierto que la parte económica es solo una de las múltiples facetas que deben dominar si quieren ser exitosas. “El mayor reto es la parte financiera. Desarrollar ese capital inicial para inventario es bien importante, (pero) a muchas les desarrollan un plan de negocios y ellas no lo conocen… No se apropian de él”, indicó en entrevista con El Nuevo Día. Precisó que, de las 34 participantes, 16 ya desarrollaron su plan de negocio, aunque todavía no han podido encaminarlo. El objetivo del Centro para Puerto Rico es continuar con el programa de formación -que se encuentra en la primera de cuatro etapas de las que pueden participar hasta 50 mujeres- para que luego puedan beneficiarse del Fondo María Teresa, que a finales de año comenzará microcréditos sin colateral a quienes cualifiquen. Mientras tanto, las mujeres trabajan en preparar un plan de negocio robusto con el que optar a alguna de las alternativas de financiación disponibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s